Master Gollum

Glorantha y el canon

Publicado hace 295 días

¿La muerte de Greg Stafford marca un antes y un después para Glorantha? ¿Qué significa que muera su creador? ¿Percibimos Glorantha como un mundo colaborativo o un mundo de autor? ¿Es Greg Stafford a Glorantha lo que Tolkien a la Tierra Media?

Al comunicar la muerte de Greg Starffod, el creador de Glorantha, a uno de mis jugadores, en seguida me dijo "ya no se podrá ampliar nada más canónicamente". La sentencia, pesada, lapidante, quedó suspendida en el aire. En el contexto de la ficción, entendemos por canónico aquello que es aceptado como perteneciente al universo original del que deriva el nuevo contenido. Solo puede establecer que es y que no es canónico aquel que tenga legitimidad para hacerlo. La mayor parte de la gente que continúa una obra lo hace con intención de hacerlo canónicamente. Por ejemplo, todo el material de Chaosium desde el 75 hasta los 90, en su momento de publicación era canónico. De la misma forma que lo fueron los libros de Mongoose en su momento. Aún así, la mayor parte del material gloranthano publicado hasta la fecha, ha sido exiliado del canon total o parcialmente. Por ejemplo, si examinamos Mongoose, se ha descanonizado casi todo alegado que estuvieron decepcionados con la calidad y la fidelidad de lo publicado. Por tanto, no cabe duda que hay una interpretación subjetiva de lo que es canónico y lo que no.

Canon duro, canon volátil

Uno de los pilares de la improvisación libre en el teatro es la aceptación, todas las ideas son incorporadas y asumidas como la mejor y única, no se deben juzgar las propuestas. Un universo colaborativo es aquel que está construido por un colectivo. Aquello publicado es aceptado como cierto y si se quiere desmentir algo se hace a través del propio universo. El caso más clásico es la muerte de un personaje un superhéroe o villano. Si un autor mata a un personaje precipitándolo por un acantilado, el siguiente que vaya a usarlo deberá dar una explicación verosímil que justifique su retorno, mostrando como la caída fue detenida por una cornisa, abrió un paracaídas, sobrevivió milagrosamente sufriendo heridas graves que lo hospitalizaron o, incluso, fue resucitado de alguna forma. Uno de los casos más extremos que he visto de este tipo de situaciones fue en la serie Clan Destine. En cierto punto su autor, Alan Davis, la abandonó y pasó a manos de un guionista bastante nefasto que precipitó la colección a su cierre. Años más tarde, Alan Davis retomó los personajes y eliminó de la continuidad lo ocurrido en esos números cuando uno de los personajes explicó que padeció un episodio de locura dando a entender que aquello habían sido sus alucinaciones. De nuevo, no desmentía que aquel material hubiera sido publicado, lo recontextualizaba.

Editorialmente, Glorantha no incorpora en su idiosincrasia el principio de aceptación. Todo material publicado es susceptible de ser repudiado. Tomemos como ejemplo la forma en la que se describía el occidente genertelano. Toda esa región geográfica ha sido rediseñada y cuestionada. Además, Glorantha diferencia aquello que es puramente de autor, lo gregiano, lo que es de la fundación Moon Design, el resto publicado y la visión singular de cada uno de los usuarios de este universo.

Detalle de sello cilíndrico de caza de león,
periodo Neo-elamita, 800-600 a.C.

Las muchas Gloranthas

En la página oficial de Moon Design Publications dedicada al canon, se usa el término "Gregged", para referirse a algo aprobado por Greg Stafford. La Guía de Glorantha, pese a ser canónica para el universo editorial, no tiene la aprobación de Greg. Llama la atención que la toda discusión sobre que es y no es canónico de esa página viene expuesta en primera persona del singular, lo cierto es que no tengo ni idea de quien la redacta, pero se trata de alguien distinto a Greg. Como no está firmado, he de suponer que es Rick Meints, el presidente y fundador de Moon Design Publications. De todo esto se concluyen dos cosas: existe un canon editorial, encarnado por Moon Design Publications, y un canon legítimo aprovado personalmente por Greg Stafford. Como es lógico, el primer canon se va a mantener, lo que no garantiza que aquello que vaya a publicarse hubiera sido aceptado por Greg. Es decir que el sello Gregged, en efecto, ya no va a tener continuidad.

Como ya se sabe, este universo de ficción ha acuñado aquello de Tu Glorantha Será Diferente (Your Glorantha Will Vary). Es decir, que hay tantas Gloranthas como gente que se aproxima a ella y la materializa, ya sea directamente en la mesa de juego o a través de nuevas publicaciones. No parece descabellado afirmar que a partir de este momento existirán dos Gloranthas canónicas distintas, una acotada y no ampliable, la Glorantha Gregged y otra viva, la Glorantha Moon Design. Para complicar el asunto, tenemos dos otras Gloranthas actualmente en publicación, RuneQuest Glorantha (Chaosium Inc.) y Glorantha 13th Age (Chaosium Inc./Rob Heinsoo Games, LLC.).

¿Qué importancia tiene eso? Como ya se ha dicho, sabemos que no todo lo que llegaba a publicarse, era aceptado más tarde por Greg Stafford. Es más, algunas cosas, incluso publicadas por él mismo, ha renegado de ellas o las ha considerado un simple borrador. Por consiguiente, con su muerte, no existe la garantía que el material que se publique a partir de este momento comparta la visión de la Glorantha Gregged. Regresando a la pregunta original. Esto creo que nos legitima para adoptar una postura crítica respecto al material que pueda publicarse.

Fonrit

Todo esto me lleva a tratar el tema de Fonrit, una de las posibles aperturas editoriales hacia otros lugares de Glorantha más allá de la fijación por triángulo formado por el Imperio Lunar, Maniria y Prax. Lo están anunciado como una especie de Mil y Una Noches. Hasta ahí uno podría pensar que está todo bien, que que interesante sería tener a genios encerrados en lámparas, ladrones en vasijas y alfombras voladoras, sin embargo yo le veo ciertos problemas de coherencia. Glorantha ha hecho un esfuerzo por recuperar su aspecto de Edad de Bronce, creo que lo lógico hubiera sido poner el ojo en las civilizaciones de ese periodo, tales como Asiria, Mitanni, Babilonia, Sumeria, Elam o tantos otros pueblos de esa región. Es cierto que Persia inicia su andadura ya en el Siglo VI a.C., con Ciro II el Grande, pero la imaginería del Imperio Equeménida no encaja con el aire medieval del cuentista Abu Abd-Allah Muhammad el-Gahshigar, a cuyas manos inicia en el Siglo IX d.C. su andadura la famosa colección de fábulas.

The Arabian Nights Entertainments, Milo Winter, 1914

Es cierto que Greg incorporó algunos elementos que pudieran incitar a pensar en este tipo de ambientación, por ejemplo se refiere a los gobernantes locales con el término Jann, que podría entenderse como una variante de al-Jinn, es decir los djinn o genios. También aparece un único nombre que podría entenderse arabizado (Afadjann), pero el resto de nombres no lo hacen. Cierto es que si de algo adolece Glorantha es de un mínimo de coherencia lingüística. Ya en la guía se ha incorporado la existencia de harenes (otra incoherencia con la Edad de Bronce, véase Women, Fundamentalism and Terror: Echoes of Ancient Assyria), pero en tanto que la Guía no es Gregged, puede haber sido una licencia tomada por parte de quien se ocupara de describir esa región, puesto que tal referencia no existe en The Missing Lands. La imagen de Dormal el Marino, con su turbante manejando el timón, de los tiempos de Chaosium era más susceptible de ser exiliada del canon, que de consolidarse como parte integrante de la evolución de este mundo de fantasía.

Todavía es muy pronto para saber si efectivamente la visión de Fonrit que tienen va a ser esta, pero creo que de ser así, no va a tener en mi mente el sello Gregged, o cuanto menos el Sello MG. Después de todo, Gloranthas hay muchas, y cada uno debe decidir cual de ellas se amolda a su visión.