Master Gollum

Panteón Maslano (I): Dengeti

Publicado hace 200 días

Para crear el panteón de dioses a los que se rinde culto en las Islas Edrenlinas, decidí recurrir al origen mitológico de los maslanos descrito en Revealed Mythologies. Allí se habla de Dengenti (nombre cambiado posteriormente a Dengeti en Guide to Glorantha), un marinero mítico que ayudó a este pueblo a sobrevivir a las Guerras Torrenciales. Siendo un archipiélago de islas me parecía interesante introducir varios dioses relacionados con el mar, y Dengeti era un candidato idóneo. No sólo en su faceta de marinero, sino también como salvador ancestral y protector ante las inclemencias del mar.

Es posible que varíe el efecto de algunos conjuros para ajustarlos a las reglas navales, ya que todavía no están terminadas del todo.

Mitos

Reíase el temerario Dengeti, grande entre los sendereven, timón en mano sobre la popa del Apaciguaolas. Su esposa, Jomor, impávida, gritaba al viento salpicada por las primordiales aguas del Sramak. Dignos hijos de pueblo marino como otro ninguno, gustaban los sendereven explorar las tierras bañadas por todos los mares, de levante a poniente, del frío norte al cálido sur.

En cierta ocasión, quisieron vientos y corrientes guiarlos al norte de Abzered, más allá de los dinásticos bosques de Memb. Vieron entonces ciclópeas rocas que no eran rocas, con cien ojos teñidos de sangre y odio y otras tantas bocas coronadas con venenosos dientes caer a babor y a estribor. Viró raudo Dengeti a la veloz Apaciguaolas hacia el interior del Mar de Sarono huyendo de aquellos horribles proyectiles arrojados por los demonios de Sortum. Mas desdichado fue su huidizo rumbo. Pronto resultaron engullidos presos de tan densa niebla, que su aguda vista nada alcanzaba a ver. Ni a dos codos de distancia, siquiera distinguían unos de otros las formas. Oyeron sobre las aguas saronas lamentos, gritos de desgarradora agonía, surgir como gorgoteos de un ahogado de las gargantas muertas de los esclavos sin vida del temible hijo de Drospoli. Fauces de Muerte, inmenso y grotesco, de piel azulada y ojos vacíos, sentado sobre su trono naval, gobernaba la mayor de las naves-cadáver. Robada a los bravíos waertagi, era el bajel alto cual cumbre montañosa, tan impenetrable neblina ocúltolo sin remedio. El semidios espectral anhelaba incorporar a su tripulación los legendarios sendereven. Agarraron ellos sus remos, asieron sus armas, Megentar Siempredespierto, Renveti Mataserpientes, Tagerden Romperremos y el resto de compañeros de Dengeti y Jomor y entre ellos Danarti, su hijo pródigo. Lucharon con valentía contra las hordas ahogadas de Fauces de Muerte, al borde de la popa, sobre las flotantes batangas, codo con codo, regios y valientes, mas muchos cayeron. Desesperado, Dengeti asió la Vasija de las Olas. Con fuerza arrancó el sagrado sello liberando los enérgicos poderes encerrados de Veredth. Olas con nombre propio surgieron violentas de tan mágico recipiente hundiendo en las más negras profundidades a Fauces de Muerte y todo su colosal navío. Pronto descubrieron con horror que Danarti había desaparecido, apresado por el demonio muerto viviente.

Partieron en busca de su hijo surcando las aguas remotas, mares más allá del entendimiento. Osaron descender a las estigias aguas de Edzaroun, el Mar de los Muertos, pero grande era el poder allí de Fauces de Muerte y rescatar a su hijo no pudieron. Viajaron entonces hasta el celeste Lorion, en busca de un arma que usar contra su tenaz enemigo. Así supieron de los Artmali y como esclavizaron al Gran Rey Kanawa y todo su pueblo, por lo que sintieron simpatía por ellos.

Atraído por la furia de Sevasbos, Fauces de Muerte se adentró en sus furiosas aguas, buscando nuevas víctimas. Tras él, Dengeti y su esposa cabalgaban con su balangay, la más grande ola que anegaba por igual tierras de hombres y gigantes, de dioses y espíritus. Tan alta la ola que la punta del mástil rozó las mejillas de Anilla, la Luna Azul. En la parte inferior divisaron los sendereven marineros diminutas las precarias canoas de Miirdek hijo del Rey Kanawa. Huían de la inundada Sharzu, buscando tierra firme, más condenados estaban. Apiádose de ellos Dengeti y su esposa corrieron en su auxilio. Ayudaron al desdichado pueblo a alcanzar tierra firme y les enseñaron a construir firmes navíos.

Iconografía

Se le representa como una persona de rasgos orientales con un remo en una mano y la Vasija de las Olas, en las que el dios encierra a las fuerzas del mar.

El culto en el mundo

Ecología del culto

Dengeti es la esperanza del marino en su hora de máxima desesperación. Es la destreza del timonel y la fuerza del remero. Dengeti es la majestuosidad del catamarán, la maniobrabilidad que confiere la batanga. Se le rinde culto para favorecer la navegación y vencer la tempestad, para cabalgar las olas y aplacar a las aguas. Para encontrar las corrientes marinas y orientarse en el mar abierto.

Lugares sagrados

Muchos catamaranes maslanos están consagrados a este dios y hacen las funciones de templos menores. Es un dios popular en las ciudades costeras de este pueblo, al que se rinde culto no solo por su faceta marina, también como deidad auxiliadora de los necesitados.

Ceremonias y días sagrados

El día sagrado de Dengeti se festeja durante el Día del Agua de la primera semana del Tiempo Sagrado.

Organización del culto

Existen cultos menores dedicados a los sendereven en varios puertos e islas de Glorantha, pero tan solo en la cultura maslano alcanza tanta importancia sin duda por estar unido al mito fundacional de su pueblo.

Le rinden culto marinos y pescadores y todos aquellos que tiene un contacto estrecho con el mar.

Iniciados

Cualquier persona que tenga una profesión que lo ate al mar puede ser iniciado de Dengeti. Para ello deberá cumplir los requisitos típicos y superar una prueba con Con (Mar), Fab (Madera), Remar y Pilotar(Balangay).

Magia espiritual: Cola, Coordinación, Fuerza, Reparación, Vigor, Vista Lejana.

Acólitos

Suelen ser miembros reconocidos dentro de su comunidad y poseer en propiedad un balangay, además del resto de requisitos típicos.

Sacerdotes

Únicamente pueden alcanzar el reconocimiento como sacerdotes aquellos que, además de cumplir los requisitos típicos, han destacado como osados capitanes de sus balangay.

Magia divina común: Adorar Dengeti, Curación de Heridas, Disolver Magia, Enseñar Conjuros, Excomunión, Extensión, Santificar, Vínculo Mental.

Magia divina especial: Acelerar Embarcación, Capear Tempestad, Localizar Corriente Marina

Conjuros divinos especiales

Acelerar Embarcación

1 punto
Toque, 1 hora, Apilable, Reutilizable

Este conjuro únicamente puede lanzarse sobre embarcaciones dotadas de batanga. Por cada punto apilado incrementará la velocidad de la embarcación en 1 nudo. Para que el conjuro tenga efecto, se deberá haber invertido al menos un número de puntos de conjuro que cubran todos los puntos de estructura originales de la embarcación, con independencia de que ésta hubiera sufrido daños, a razón de 1 punto de conjuro por cada 10 metros de eslora de la embarcación.

Capear Tempestad

1 punto
Sobre Uno Mismo, 8 horas, Apilable, Reutilizable

Este conjuro puede lanzarse únicamente cuando la embarcación que se está comandando se ve azotada por el mal tiempo, en cuyo caso, el conjuro tendrá una duración igual a la duración de los fuertes vientos o la tempestad o un máximo de 8 horas, lo que antes concluya. Cada punto de conjuro lanzado incrementa de forma temporal en 1 punto la Flotabilidad de la embarcación.

Localizar Corriente Marina

2 puntos
Sobre Uno Mismo, Instantáneo, No Apilable, Reutilizable

Permite determinar las corrientes marinas en un radio de 10 Km alrededor de la embarcación y poder conocer su dirección, así como su fuerza aproximada.

Cultos asociados

Jomor

La esposa de Dengeti tiene muchos seguidores y gran número de miembros del culto principal también le rinden tributo. No existe templo de Dengeti que no tenga al menos una capilla dedicada a ella.

Proporciona el conjuro especial Tierra a la Vista.

Tierra a la Vista

2 puntos
Sobre Uno Mismo, Especial, No Apilable, Reutilizable

Permite a quien lo lanza tener la certeza de la dirección en la que se encuentra la tierra más cercana. El conjuro dura hasta que llegue la puesta del sol si es de día o el alba si se lanza de noche. En cualquier caso siempre expirará en cuanto se pise tierra firme.

Comentarios finales

Como se puede observar esta religión está muy enfocada a la navegación y su utilidad práctica para un grupo de jugadores solo tiene sentido si esta faceta tiene gran importancia. No será el único dios que cree así, aunque no me centraré únicamente en este aspecto.

Muchos de los nombres usados en los mitos, aunque no todos, son canónicos y aunque no tenían relación directa con Dengeti y/o los sendereven los he usado para dar mayor verosimilitud a su relato. Así, Memb, Abzered o los demonios de Sortum se pueden encontrar en fuentes como la famosa Guía.

Fauces de Muerte pertenece a una raza de semidioses de creación propia avatares de Drospoli que han aparecido varias veces en mis partidas. En el episodio final de la Saga de las Yotojoro, un clan de ysabbau intentan invocar uno de ellos.

Para el diseño de la ropa y la Vasija de las Olas me inspiré en los yayoi, una cultura japonesa de la Edad de Bronze. Sin embargo, confieso que fui incapaz de dibujar sus peinados de forma esquemática, así que terminé decantándome por unos rasgos chinos tradicionales. Para el remo, he cogido ideas de remos maories, ya que las embarcaciones con batanga emplean este tipo de remos sin punto de apoyo a diferencia de los largos remos usados por los trirremes.