Master Gollum

Código del samurai

Publicado hace 5 años, 120 días

Aprovechando que estoy jugando la campaña de Runeblogger ambientada en Japón feudal-fantástico he desempolvado mi libro sobre los modos y usos de los samurais para entender más el pensamiento de estos guerreros. Os dejo algunas anotaciones y citas de dicho manual.

Introducción

El código del samurai (武道初心集, Budo Shoshinshu) fue un tratado de normas de conducta de la clase samurai escrito por Taira Shigesuke (1639-1730). Como ocurría en otras sociedades, también en Japón el hijo primogénito era el único heredero, lo que causaba que los otros hijos "sobraran" de ahí que se convirtieran en guerreros o monjes. En realidad la palabra para designar a esta nueva ocupación de guerreros nacidos de la aristocracia pero sin formar parte de ella era samurai, que significaba asistente. Cuando este grupo social adquirió suficiente fuerza para tomar el gobierno y convertirse en una clase independiente cambiaron el término pasa autodenominarse bushi, que significa caballero o guerrero.

Taira Shigesuke escribió el tratado sobre las normas de conducta y que se entendía por ser un bushi. El libro fue escrito en a finales del Siglo XVII o a principios del XVIII, tras cinco siglos desde la toma de gobierno por parte de los samurais. El libro se estructura en tres partes, cada una de ellas dividida en varios capítulos tratando algún punto concreto de la vida cotidiana y de la doctrina samurai. Estas tres partes no son claramente temáticas y algunos temas son recurrentes. El libro no sólo habla del aspecto más marcial del samurai, también trata de sus relaciones familiares, económicas y el comportamiento que se espera de él en diversas situaciones.

La muerte

Este es un tema muy importante al que se dedican varios capítulos. A pesar de haber sido el texto escrito en un periodo de paz, la muerte es omnipresente para el guerrero y ha de hacer de ella el eje central de su vida. Es tan importante que la primera frase del tratado versa directamente sobre la muerte.

"Aquel a quien se supone guerrero debe considerar de mayor interés pensar en la muerte en todo momento, de día y de noche, desde la mañana del día de Año Nuevo hasta la última noche del año".

El motivo que se esgrime para ello no es pesimista, si no todo lo contrario. Si uno piensa que la muerte es algo lejano, puede caer en la desidia y dejar de hacer cosas que debería hacer porque total, si no es hoy será mañana. Pensar en la muerte evita la holgazanería. ¿Acaso tu último día de vida lo desperdiciarías? La muerte ayuda a la conducta de la persona y su trato con los demás. Si vas a decir algo a alguien y es la última cosa que vas a decir a esa persona ¿no meditarás que vas a decirle? ¿No van a ser acaso esas las últimas palabras que escuchará de ti? Tener la muerte presente engrandece y hace a uno vivir con más intensidad cada día, pues ese día puede ser el último. Pero a la misma vez evita conflictos, ya que no es algo que se tome a la ligera.

"Quienes cultivan el camino del guerrero dicen que morir es el acontecimiento más importante de toda una vida".

Por otro lado, aceptar la muerte y asumirla engrandece al guerrero en el campo de batalla, pues no tendrá miedo a hacer grandes hazañas, por peligrosas que sean.

"Un guerrero lleva a cabo gestas distinguidas en el campo de batalla y merece el mayor de los honores sólo tras haber aceptado el hecho de que va a morir."

Una vez llegado el momento de morir, el guerrero debe mantener la compostura y aceptar su destino. Incluso si va a ser ejecutado por el enemigo levantará la cabeza, dirá su nombre alto y claro y sonreirá a la muerte. Incluso en caso de enfermedad grave, el guerrero no morirá como un perro negándose a morir y languideciendo. Aceptará en cambio su destino y se despedirá apropiadamente de los suyos.

La marcialidad

El autor destaca cuales son las virtudes del guerrero, asegurando que quien las posea se le considerará un caballero del orden más elevado, ya que no es algo que sea frecuente.

"En el camino del guerrero tres son las cosas esenciales: lealtad, sentido del deber y valor"

El samurai es, ante todo, un guerrero y debe estar preparado para entrar en combate incluso en periodos de paz. Si bien durante los tiempos de calma puede permitirse el lujo de recibir educación desde la infancia, no ocurre así cuando el samurai debe dedicar todos sus esfuerzos desde la más temprana edad a su educación marcial.

Los principios del guerrero son cuatro divididos en dos situaciones:

El guerrero debe estar alerta en todo momento y nunca olvidar quien es. Tanto es así que incluso en al bañarse no hay que olvidar ir armado.

"[...] los guerreros auténticos incluso se llevan una espada sin filo, o de madera, al baño."

A pesar de ello el guerrero no es un asesino en serie, si no "un campesino en la piel de un guerrero". Todo ello gracias a que siempre tiene la "muerte en la mente".

La tarea del guerrero es doble, deberá luchar y construir. Pelear contra el enemigo y ayudar en el levantamiento de baluartes, fosos, barricadas, fuertes y avanzadillas.

La ética

Ser un samurai conlleva tener unos valores éticos superiores. Deben esforzarse en hacer lo correcto y evitar lo erróneo.

El coraje es otro atributo destacable. "[...] quienes nacen valientes no se arredran frente a las flechas ni el fuego enemigo en el campo de batalla [...]; convierten sus cuerpos en dianas, apuntalados entre la lealtad y el sentido del deber." La vergüenza ante las opiniones de los demás ha de ser el motor para vencer a la cobardía.

Deberá en todo momento guardar las formas y si en casa del vecino se produce un suceso trágico, por discreción no se reirá ni cantará en su casa.

Un guerrero evitará hablar mal a la espalda de los otros, especialmente cuando son superiores nombrados por su propio señor. En primer lugar porque eso supondría un insulto a su propio señor y en segundo porque nunca se sabe si hay que terminar pidiendo un favor justo a esas personas de las que se hablaba mal.

La familia

El samurai debe respetar a sus padres y velar por su bienestar. No importa el trato que reciba de ellos, su obligación filial es ineludible. Tanto es así que llega a equiparar a los padres con el señor al que jura fidelidad el samurai.

"Padres y señores, piedad filial y lealtad, sólo se diferencian en el nombre, pues no existe diferencia en la sinceridad del corazón."

La relación con la mujer también está reglamentada. En ningún caso un samurai maltratará a su esposa, ni cuando ella se comporte de forma incorrecta. En todo caso se divorciará y la devolverá a casa de sus padres si la situación se volviera insostenible. Maltratar a una mujer es una actitud deshonrosa que pone al samurai a la altura de un "mastuerzo de baja estofa".

Los sobrinos de los hermanos mayores tienen una consideración especial, al ser ellos los herederos, el hijo primogénito del hermano mayor adquiere el mismo estatuto que el cabeza de familia, al ser éste quien acabará heredando este puesto.

La economía

El samurai ha de ser comedido y no gastar nunca más de la cuenta. Ha de evitar arruinarse y endeudarse. Esto se extiende también a las casas, que han de ser modestas, no solo por temas económicos, también por temas prácticos. En caso de ataques las casas han de poder sacrificarse con facilidad y quemarse. Una casa será más liviana en tanto que se encuentre más alejada del centro del castillo.

La amistad

El samurai debe cuidar bien sus amistades, pero a la vez mantener la distancia con ellas, ya que un exceso de confianza puede llevar a peleas por memeces. No solo es importante saber con quien se relaciona uno, si no también que favores se aceptan. Un samurai, una vez que ha aceptado realizar una determinada tarea deberá hacerla aunque le cueste la vida, además deberá hacerla a la perfección, de ahí que deba meditar y no tomar las decisiones a la ligera.

"Cuando a los antiguos guerreros se les pedía algo, primer consideraban su viabilidad, y si creían que no podían llevarlo a cabo no lo hacían. [...] por ello cualquier cosa que accedían era realizada a la perfección."

Ilustraciones

Todas los dibujos son detalles del emaki (pergamino horizontal) del Siglo XVIII 御旗本備作法 (Reglamento de Formación del Ejército de Hatamoto), Biblioteca Nacional de la Dieta.