Master Gollum

Islas Edrenlinas: Habitantes (II)

Publicado hace 175 días

Segunda y última parte de la descripción de los habitantes que moran tanto en tierra como en mar en las Islas Edrenlinas. Este artículo forma parte de la Saga de las Yotojoro. Como en la primera entrega, añado comentarios con explicaciones de algunas de las decisiones tomadas.

Esta segunda entrega se centra en los dos tipos de elfos que habitan las islas, por un lado los elfos amarillos, quienes pueblan las selvas, y por el otro los elfos azules que se ocultan en los bosques de algas. Estos últimos ya han aparecido en varias sesiones, al haber uno de sus bosques muy próximo a la aldea de Umuzi, en la que viven los personajes jugadores. Completan el artículo cinco tribus de hsunchen pamaltelanos: perezosos, mambas, gorilas, monos araña y cocodrilos. He dejado fuera a los yaquma (los hsunchen de las anacondas), ya que en la Guía de Glorantha los presenta más como seres mitológicos solitarios muy poderosos que como una tribu de hombres primitivos que tengan un animal totémico. Se podría también considerar que los verdaderos yaquma son a sus tribus lo que los licántropos a los telmori, pero de todas formas con seis tribus hsunchen descritas creo que es suficiente para mostrar un ambiente rico y diverso.

Embyli

Como todos los elfos amarillos, los embyli de las Islas Edrenlinas están emparentados con los árboles tropicales. Deben su nombre a la tonalidad de su piel que asemeja al color de la madera de haya o fresno, en ocasiones incluso tonos más oscuros como el del roble, estas tonalidades provienen de su afinidad con árboles selváticos del género Alstonia, Parinari, Chrysophyllum entre muchos otros. Varias partes de sus cuerpos suelen estar recubiertos de un follaje diminuto, que asemeja un manto de musgo, en especial la cabeza, el torso y la parte posterior de los brazos.

Todos los miembros de la sociedad embyli son varones, y se reproducen manteniendo relaciones con dríades. El ritual de apareamiento es complejo y depende de la voluntad de la ninfa para engendrar o no. La unión se da tanto en el plano físico como en el espiritual. El varón permanece arrodillado en el suelo, a su alrededor crecen tallos que rodean por completo al elfo mientras la dríade lo envuelve cubriéndolo por completo. Al final, los tallos se hunden de nuevo en el suelo y si la unión es fértil de ese mismo lugar crecerá una planta que dará a luz entre uno y cuatro elfos amarillos dentro de unas grandes vainas. A contrario de otros elfos, la planta engendradora da entre uno y cuatro frutos. De cada uno de ellos emergerá un niño elfo que aparenta unos seis años de edad. Los embylis se consideran maduros a los veinte años de haber nacido y hasta que no cumplen treinta no se les considera miembros plenos de la sociedad aldryani y gozan de mayor libertad de movimientos. Al cumplir los cien años, la piel de sus cuerpos empieza ya a verse más retorcida y se oscurece más. El estado de inmovilidad inicia a los ciento cincuenta años de edad aproximadamente, aunque puede variar de individuo a individuo. Esta situación se produce en el corazón del bosque y este lugar está fuertemente protegido y es considerado en más sagrado. Ni siquiera los hsunchen con los que entablan mayores lazos se les permite acercarse a la periferia de esta región.

Si bien la base alimenticia de los embylis es de origen vegetal y cruza, les gusta sazonar la comida con pedazos de carne o pescado crudo e insectos. A pesar de ello, los embyli nunca cazan o pescan y obtienen estos productos mediante el trueque con las varias tribus hsunchen que viven la periferia de sus selvas o en la cercanía a ellas.

Economía

Los embyli no tienen una segregación del trabajo estricta y se autogestionan en base a las necesidades del momento. Un mismo elfo puede realizar varias tareas, si bien tienden a destacar en unas más que en otras, lo que puede llevar a la conclusión errónea para un observador exterior que hay una compartimentación del trabajo. Todos los elfos aportan a la comunidad sin esperar nada a cambio, como suele ocurrir también en otros pueblos de la jungla. No existe el concepto de salario o ingreso entre ellos.

Los intercambios que se producen con los hsunchen no se realizan objeto a objeto, sino que tienen un principio colaborativo más genérico. Cuando a un pueblo le va bien entregar parte de su caza o pesca a un grupo de elfos se lo entrega. Lo mismo ocurre con los elfos, a intervalos irregulares de tiempo, entregan a los pueblos con los que establecen este tipo de intercambios plantas que les sean útiles, sin que exista una relación directa o cuantificada entre lo entregado y lo recibido. La relación de mutualismo es todavía más laxa entre los embylis y los murthoi. Ambos pueblos se ayudan de forma desinteresada los unos con los otros.

Esto no es así con los masloi con quienes en virtud al Pacto de Elamle mantienen un intercambio transaccional más rígido y formal que puede variar en función de la selva. La naturaleza exacta de estos intercambios viene fijada por el Consejo de Ancianos tanto élfico como masloi. Todo el proceso está protocolarizado y ritualizado. Una vez al año, representantes de los masloi ofrecen aquello que están dispuestos a entregar, en base al Pacto de Elamle, cada uno de los elementos es analizado por los embylis y ofrecen aquello que había sido acordado, por información comida, por protección madera, por devoción a Embyla, tierras de cultivo y así sucesivamente. Los masloi pueden aceptar todo o rechazar todo, pero no existe posibilidad de regateo, y al próximo año se repite la operación.

Idioma

Como todos los elfos, hablan aldryani.

No entiendo que todos los elfos de toda Glorantha hablen exactamente la misma lengua, pero he decidido ceñirme a lo canónico y dejarlo tal cual.

Gobierno

Al carecer de Gran Árbol, los embyli de las Islas Edrenlinas pertenecen nominalmente a la tribu de Novarooplia, sin embargo, actúan de hecho como selvas completamente autónomas, cada una de ellas regulada por una Hermana Mayor, la dríade más poderosa de esa selva, y su propio Consejo de Ancianos. Cada Consejo está formado por un Rey de la Jungla, un Gran Jardinero y un número variable de sacerdotes que oscila entre tres y cinco miembros más. Sólo la selva de Ukuqohlati en la isla de Dangele tiene ocupado el puesto del Elegido. Nerenthu Comecarne, llamado el Señor de las Cestas, por su control sobre plantas carnívoras gigantes del género Nepenthes, está tomando decisiones que podrían cambiar para siempre las Islas Edrenlinas. El Consejo de los Ancianos se complementa con la Voz de la Selva, un grupo heterogéneo muy cambiante de selva a selva integrado por representantes de un gran número de criaturas, espíriritus y fuerzas naturales.

Ejército

Cada jungla mantiene un grupo de guerreros entrenados para defenderla. Su principal atribución es patrullar la zona fronteriza de sus dominios y asegurarse que no hay intrusos, así como plantar y cuidar la vegetación y árboles que han de protegerla.

Las armas favoritas de los embylis son los arcos y las cerbatanas. Usan como dardos espinas de plantas especiales que cultivan para tal fin que segregan ellas mismas substancias con variado efecto. Además usan árboles de guerra, plantas venenosas, esporas, hongos mucosos, espíritus naturales, plantas carnívoras, espíritus naturales, plantas estranguladoras y otra gran variedad de trampas vivientes.

Religión

Si bien Aldrya ocupa el lugar central de la devoción de los embylis, no es la única diosa a la que rinden culto y a su alrededor fructifican un gran número de pequeños cultos y poderes naturales. En el origen de todo estaba el Aliento de la Vida, quien se unió con la Madre Tierra Primordial y de su fruto nació la primera semilla y de ella creció Shanasse, el primero de los árboles. Orgullosa la Madre Tierra lo alzó para que toda la creación pudiera observarlo y formó la más alta montaña que coronaba el mundo. A su alrededor creció una enredadera que lo abrazó, lo amó, creció y se fortaleció con un tallo tan grueso que era planta y árbol a la vez. Una de sus ramas se hundió en otra de las ramas de Shanasse y creció y creció fuerte y orgullosa. De su extremo brotó un fruto grande y jugoso cubierto por una dura cáscara. El más hermoso que haya jamás existido. El fruto cayó rodando por la ladera de la Gran Montaña para estar junto a la Madre Tierra y de él nació primer árbol de la jungla que albergaba en su interior un fragmento del alma de Aldrya. Y Embyla salió de su árbol para observar el mundo, pero no pudo alejarse mucho, pues debía regresar al seno de su árbol natal. Así, decidió extender sus brazos y de ellos surgieron nuevos frutos y de los frutos nuevos árboles y de los árboles la foresta misma. Pero aún así, Embyla deseaba caminar libremente, por ello creó un nuevo fruto y de él nació Embyl, el primero de los Elfos Amarillos, quien tenía el don del movimiento.

Hay un poco de lío en relación a la nomenclatura de Aldrya en Pamaltela. Fathula sería el nombre que le dan a la diosa los doraddi. En Revealed Mythologies hacen referencia a Embyla, pero no especifican que colectivo la llama así, me he sacado de la manga esta diferenciación entre Aldrya y Embyla. Se echa en falta un Libro de los Aldryani de la misma forma que existe un Libro de los Trolls. Es cierto que Mongoose publicó uno, pero dado que no es canónico, lo cierto es que no lo he consultado, aunque es posible que haya información interesante aprovechable. La figura de Embyl aparece también en Revealed Mythologies como hijo de Aldrya, pero en la Guía han obviado cualquier referencia a él.

Halamalao no es inventado, aparece citado en Sartar Companion y en Sartar, Kindom of Heroes.

Dirithi

El pueblo de los perezosos es una raza de semigigantes, cuya altura media ronda los cuatro metros y medio. Son corpulentos, con los cuerpos encorvados hacia delante y largos brazos terminados en grandes uñas. Todo su cuerpo está cubierto de pelaje pardo grisáceo sobre el que suelen aparecer manchas verdosas y musgos causando que se confundan con facilidad con las cortezas de los árboles de la jungla. Sus caras parecen estar siempre sonrientes. Son de habla lenta y pausada y parecen no tener nunca prisa.

Son arbolícolas y se pasan la mayor parte del tiempo entre el follaje de las copas de los árboles. No construyen casas, pero sí fabrican unos simples nidos parecidos a los de las grandes aves entrecruzando ramas.

Se pasan la vida colgados de los árboles y son muy torpes andando sobre el suelo, aunque sorprendentemente son grandes nadadores y en ocasiones se desplazan nadando entre las islas. Son capaces de aguantar la respiración hasta cuarenta minutos gracias a su lento metabolismo.

Su metabolismo es extremadamente lento, sus múltiples estómagos están fuertemente especializados y tardan casi dos meses en realizar la digestión completa de las hojas que ingestan. Descienden una vez por semana para orinar y defecar siempre cerca del mismo árbol, por lo que establecen una relación muy estrecha con él.

A mi me gusta más imaginar que Pamaltela es África, pero por lo visto no es la intención los diseñadores de Glorantha. La fauna es más amazónica que africana. De ahí la existencia de perezosos. Esta tribu, al igual que los ngwena, es canónica. La descripción oficial es muy escasa y se trataría de un pueblo de gigantes, del que poco más sabemos. Como siempre que hago una tribu de hsunchens me baso mucho en el comportamiento de los animales con los que están emparentados.

Economía

Los dirithi son esencialmente folívoros, es decir, su dieta consiste de forma mayoritaria en la ingestión de hojas, aunque la complementan comiendo insectos, lagartos y carroña. No tienen interés por las posesiones materiales, pero son grandes filósofos y se pasan la mayor parte del tiempo inmóviles en actitud contemplativa o divagando con otros dirithi sin prisa sobre asuntos que el resto de habitantes de la jungla no comprenden. Son grandes observadores de lo sobrenatural y muchos de ellos logran despertar por sí mismos su fetch convirtiéndose de facto en shamanes.

Idioma

Hablan dirithi, un idioma compartido por todos los miembros del Pueblo de los Perezosos Gigantes, con independencia de su lugar de origen. Raramente se interesan por aprender otros idiomas.

Esto también es canónico, cada tribu hsunchen habla un idioma propio ininteligible por otras tribus (animales). El idioma es compartido con independencia que las comunidades no tengan contacto entre sí y se encuentren en lugares muy distintos de Glorantha. Aparece ya así descrito en Glorantha, el mundo y sus habitantes.

Gobierno

Carecen por completo de estructura social alguna. No existe ni siquiera la más mínima organización familiar, no se reconoce la existencia de tribus o clanes. Los jóvenes se emancipan enseguida, siendo prácticamente todavía unos bebés.

Ejército

A pesar de su desorganización extrema, si un dirithi ve a un miembro de su misma especie en peligro, muy posiblemente decida intervenir. No está claro con que criterio lo hacen, pero cuando un segundo dirithi se une en la defensa del primero, el resto empezarán a agruparse con más celeridad. La visión de los gigantes luchando aterroriza a cualquier grupo agresor. Cuando combaten pueden aumentar sus uñas de tamaño y hacer crecer todavía más sus cuerpos convirtiéndose en gigantescos megaterios. Sus uñas son destructivas y pueden atravesar escudos y personas por igual.

Religión

No está muy claro que espíritus adoran los dirithi, al no constituir una sociedad cohesionada. Se especula que cada uno de ellos puede llegar a contactar por su cuenta con fuerzas sobrenaturales singulares. En cualquier caso, adquiere relevancia el espíritu ancestral de los dirithi.

El megaterio es el antecesor de los perezosos y era un mamífero terrestre de gran tamaño, me ha parecido apropiado imaginar que Dirith es precisamente una criatura colosal.

El hecho que Hykim sea solo el nombre malkionita del Padre de las Bestias está sacado de Revealed Mythologies, también proviene de la misma fuente que sea considerado a veces una serpiente voladora (¿referencia a Quetzalcóatl?). Para los doraddi la serpiente emplumada es Amuron, una de las manifestaciones de la divinidad creadora Langamul.

Mambele

Raza de hsunchen pigmeos de piel muy oscura, el iris de sus ojos es redondo, grande y de un color negro muy intenso rodeado por una esclerótica delgada de tono verde lima. En ocasiones presentan leves brillos verdes sobre la piel y un amago de escamación. Sus rostros son ligeramente alargados, con la nariz chata y los pómulos hundidos. Su lengua es bífida. Son muy delgados, ágiles y escurridizos. Los masloi los consideran duendes de la selva.

A diferencia de sus primos del sur, quienes habitan las sábanas que se extienden más allá de la Jungla de Errinoru en los dominios de Pamalt, los mambele de las junglas están emparentados con las mambas verdes por lo que son un pueblo predominantemente arbolícola. Construyen sus aldeas entre las copas de los árboles camufladas a la perfección por el follaje verde, lo que las hace indistinguibles desde el suelo. Como es de esperar, son grandes trepadores y no tienen miedo a las alturas.

Tribu hsunchen de creación propia. Me apetecía bastante hacer un pueblo serpiente y dado el problema que tenía con los yaquma he optado por apuntarme a las mambas. ¡Sin pretenderlo me han salido tres tribus arbolícolas! Estuve barajando la posibilidad de crear una tribu basada en algún pez, por eso de estar en unas islas, pero al final no ha podido ser.

Economía

Viven de cazar pequeños animales de sangre caliente, en especial aves, roedores, murciélagos y pequeños simios, de ahí que sean enemigos jurados de los Momo Inkau. También recolectan plantas, pero más con finalidades curativas que alimenticias.

Practican el pillaje desplazándose en pequeños grupos de entre cuatro y diez individuos. Son maestros del sigilo, hasta el punto que se asegura que son capaces de volverse invisibles a voluntad, aunque es una afirmación alejada de la realidad.

Idioma

Hablan mambele, un idioma compartido por todos los miembros del Pueblo de las Mambas, con independencia de su lugar de origen. Raramente se interesan por aprender otros idiomas.

Gobierno

Como la mayor parte de los pueblos pigmeos, los mambele carecen por completo de estructura jerárquica. Las decisiones se toman de forma colectiva y en ellas participan tanto hombres como mujeres. Al ser un pueblo cazador, no hay una distinción de las labores y tanto hombres como mujeres se ocupan de la caza, la recolección y la crianza de los hijos de forma indistinta.

Ejército

Todos los miembros de la tribu son guerreros y cuando se sienten amenazados agarran las armas tanto hombres como mujeres. Las patrullas de infiltración y saqueo están así mismo compuestas por miembros de ambos sexos. La única diferencia radica cuando la amenaza es tan grande que la tribu se ve obligada a replegarse. En este caso, los hombres son los últimos en huir, y las mujeres escaparan antes con los niños para asegurar la superviviencia de la tribu.

Utilizan tácticas de guerrilla, y rara vez atacan de forma abierta a sus enemigos, incluso cuando tienen la superioridad numérica. Prefieren las armas de proyectiles, en especial el arco corto. Utilizan siempre flechas envenenadas.

Religión

La principal divinidad de los mambele es Mamba Verde, de quien se consideran descendiente. Además, como es habitual en los hsunchen, rinden culto a varios espíritus naturales.

Momo Ago

Son una tribu de hsunchen de los gorilas la jungla. Los momo ago son corpulentos y dotados de gran musculatura. Caminan encorvados y sus brazos son grandes y fuertes. Su cuerpo está cubierto de abundante vello, incluso entre las mujeres. Sus frentes son prominentes, la nariz chata y suelen ser unicejos.

Los momo ago no construyen aldeas y se dedican a recorrer su territorio confeccionando nidos improvisados con ramas y hojas que usan a modo de lecho para pasar la noche.

Ya los había creado para mis aventuras en el Valle de Arongo, así que lo único que he hecho es reutilizarlos y ampliar un poco su descripción.

Economía

Son un pueblo pacífico de recolectores. Su dieta está formada principalmente por hojas tiernas, tallos, brotes y raíces que complementan con frutas y algunos insectos. Aunque conocen el uso del fuego, no lo emplean para cocinar.

Son un pueblo nómada y les gustan las baratijas con las que adornan sus cuerpos. En ocasiones se les contrata como porteadores y los varones jóvenes muchas veces abandonan la manada para ser contratados como mercenarios. Varios regresan más tarde, mientras que muchos no vuelve a saberse nada más de ellos.

Idioma

Hablan idioma momo, un idioma compartido por todos los miembros hsunchen de los primates. Aunque cada pueblo primate usa algunas palabras específicas y su acento puede variar ligeramente, se entienden perfectamente entre sí y no pueden llegar a considerarse idiomas distintos.

Gobierno

Como suele ser propio en varios pueblos hsunchen, los momo ago conviven con los animales a los que veneran y consideran sus hermanos, compartiendo con ellos un gran número de rasgos. Los gorilas a su vez, aceptan a los momo ago como parte de su grupo. Son patriarcales y cada banda está dirigida por un macho alfa. Este puede ser indistintamente tanto un ser humano como un animal. En este último caso, sus hermanos humanos apoyarán sus decisiones. Seguirán al grupo allá a donde los lleve, acamparán donde el alfa decida y se sumarán atacando a posibles amenazas si éste actúa así o huirán con él llegado el caso. No poseen núcleos familiares, si no que cada banda es en sí misma una familia. No tienen ritos de matrimonio y el macho alfa consiente las relaciones entre los machos de menos jerarquía social y las hembras del grupo, pero son ellas deciden así si desean mantener relaciones con otros machos. A diferencia de otras especies de primates, los gorilas no tienen luchas de poder por reemplazar al macho alfa. Una vez ha alcanzado este estado, suele mantenerlo hasta su muerte.

Ejército

Son un pueblo pacífico, pero poderoso y orgulloso. Rara vez iniciarán ellos el combate, pero si se ven abocados a pelear, no rehuirán el enfrentamiento y combatirán con una ferocidad legendaria. Prefieren el combate cuerpo a cuerpo y las armas aplastantes. Usan grandes mazas de hueso o piedra.

Religión

Rinden culto a Ago, el Padre de los Gorilas, pero también a otros espíritus naturales, así como a varios héroes ancestrales que pueden variar de clan en clan.

Momo Inkau

Hsunchen de los monos araña que habitan en la Isla de los Monos, a la que se conoce precisamente por el nombre de Inkau en referencia este pueblo. Esta raza de pigmeos arbolícolas y sus parientes no saben pasar desapercibidos. Son ruidosos, alegres y vivarachos. Más gamberros que traviesos, les gustan las bromas y sus mitos están llenos de hazañas de Inkau burlándose o saliendo bien parado de mil y una dificultades.

Los momo inkau son de estatura menuda, esbeltos y delgados. Su rostro es un tanto primitivo y todos tienen una larga cola prensil en la base de sus espaldas que les ayuda a sostenerse en las ramas. Los dedos de sus manos son largos y fuertes y los de los pies, que siempre llevan descalzos, también asemejan a los de las manos.

Nueva tribu de creación propia, ¡no me he podido resistir de crear a los primos traviesos de los momo ago! Además, ahí va ese guiño a Son Goku :P

Economía

Los momo inkau son omnívoros y no le hacen ascos a prácticamente ninguna comida. Viven de la caza y la recolección, siendo sus presas predilectas pequeñas aves y lagartos arbolícolas. Comen muchas frutas y son muy golosos. En Duromdowal, ciudad masloi situada al norte de la isla de Inkau hay un templo dedicado al dios mono en el que los comerciantes agimori realizan intercambios con el pueblo pigmeo. En general objetos de poco valor o dulces a cambio de frutas recolectadas en la jungla.

Idioma

Hablan idioma momo, un idioma compartido por todos los miembros hsunchen de los primates. Aunque cada pueblo primate usa algunas palabras específicas y su acento puede variar ligeramente, se entienden perfectamente entre sí y no pueden llegar a considerarse idiomas distintos.

Gobierno

Son una sociedad fuertemente jerarquizada, donde el liderazgo lo ejerce una sola persona que ostenta el título de Rey Mono. El resto de varones también se pelean con frecuencia entre sí, para determinar sus posiciones jerárquicas en el grupo. Las disputas más conflictivas se dan lugar entre los jóvenes de unos veinte años, que muchas veces se sentencian con la expulsión de varios miembros del grupo. Muchos terminan en otras manadas, favoreciendo así el intercambio sanguíneo. Rara vez las hembras abandonan el clan natal.

Aunque hay libertinaje y muchas relaciones clandestinas, lo cierto es que el Rey Mono suele ser el padre de la mayor parte de los miembros del clan. Suele acompañarle en sus decisiones el shamán y la Reina Mona, la hembra que, al igual que el varón, se ha labrado la mejor posición dentro del clan.

Ejército

Los momo inkau son grandes tiradores y rara vez descienden de los árboles rehuyendo el cuerpo a cuerpo. Usan tácticas sucias y tienden emboscadas a sus enemigos atacándolos desde las copas de los árboles que les ofrecen protección. Cuando los momo ago se enfrentan a ellos, cosa que ocurre muy rara vez, trepan a los árboles con gran rapidez o les arrojan pesadas rocas capaces de romper las ramas en las que se esconden. Los momo inkau les temen y, aunque les gusta burlarse de ellos, siempre encuentran el punto de equilibrio en el que no llegan a provocarlos lo suficiente para desencadenar una verdadera lucha.

Los principales enemigos de los momo inkau son los mambele, quienes los hostigan con frecuencia y matan a los monos que viven con ellos.

Religión

Rinden culto a Inkau, el Padre de los Monos Araña, el más avispado y pícaro de los padres animales. Ningún espíritu le gana es astucia y osadía.

Murthoi

Los elfos azules son criaturas acuáticas que componen varios tipos, en las Islas Edrenlinas únicamente habitan dos clases de elfos azules, ambos de agua salada. Los murthoi verdes de aguas menos profundas y que atienden a las algas verdes y los murthoi rojos, de aguas más profundas que atienden a algas rodófilas, también llamadas algas rojas, que se encuentran en el talud en aguas de hasta 300 metros de profundidad. A pesar de los nombres, ambas especies se parecen mucho y son difíciles de distinguir entre ellas. A pesar del nombre los murthoi verdes son muy pálidos, con la piel ligeramente púrpura con franjas en ocasiones verdáceas que recorren ondulantes sus espaldas. Sobre la cabeza tienen unos cabellos gruesos y planos parecidos a tallarines, de color verde claro. La varienta roja, la tonalidad de la piel es más clara con tintes más rojizos, muchos tienen pelo o el pelo es grueso a veces más aplastado, otras más redondeado como espaguetis. Ambos tienen unos grandes ojos redondos sin párpados. Carecen de nariz y tiene branquias en los laterales del cuello.

Los murthoi tienen una apariencia andrógina y no es posible discernir si se trata de hembras o machos. De hecho, no poseen un único sexo, si no cuatro. Su forma de reproducción es compleja, pero esencialmente uno de los sexos hace la función de hembra y se aparea con los otros tres sexos por separado para reunir el material genético suficiente con el que fecundar los huevos-semilla. Estos huevos se depositan en gran número sobre el fondo marino y de ellos nacen un grupo de algas especiales. Sobre estas algas se forman unos bulbos en grupos de cuatro, de los que emerge una larva de cada sexo. Cada hembra pone una puesta de varios centenares de huevos. Las larvas no son protegidas por los padres y emergen al mar. La mayor parte de ellas mueren, pero las que sobreviven al segundo año retornan al bosque de nacimiento y prosperan hasta convertirse en adultos murthoi.

La esperanza de vida de los elfos azules es muy corta y rara vez alcanzan los treinta años, siendo lo normal algo más de veinte, de ahí que eno exista una sobrepoblación de ellos.

Me he estado documentando un poco como funcionan las especies animales con más de dos géneros sexuales, así que al final he optado por hacer una reproducción parecida a la de las salamandras Ambystoma, más sobre este tema en Quora: ¿Hay alguna especie con más de dos sexos?.

Economía

En general, los murthoi son autosuficientes, alimentándose de principalmente de fitoplancton. En ocasiones mantienen contactos con otros habitantes del mar con los que realizan intercambios de favores. Por ejemplo, la aldea ludoch de Umuzi protege el bosque de algas de los murthoi verde que habitan en su cercanía a cambio de algas especiales.

Idioma

Todos los elfos azules comparten un mismo idioma que recibe el mismo nombre que su raza, el murthoi.

Gobierno

Las decisiones de cada tribu de elfos azules se toman por el Consejo de Luz y las Corrientes, un grupo formado por todos aquellos que quieran tener voz. Los murthoi son criaturas muy asustadizas y el mero hecho de tener que decidir por todo el colectivo provoca que haya dificultades para encontrar a los integrantes para del consejo.

Ejército

Los murthoi evitan pelear por todos los medios. Son criaturas muy asustadizas y tímidas. Siempre se refugian entre los bosques de algas y es muy difícil localizarlos si ellos no lo desean. En caso de verse obligados a tomar actitudes ofensivas, utilizarán vías indirectas para enfrentarse a sus adversarios, intentando atraerlos hacia el interior de sus bosques desde donde poder arrojarles arpones sin ser vistos, lanzando mareas de algas asfixiantes o invocando a corrientes marinas vivientes.

Religión

Rinden culto a Murthdrya por encima de todas las otras divinidades marinas. También veneran a Halamalao y varias fuerzas marinas menores.

Carpenter's Geographical Reader North America, 1898

Ngwena

El pueblo de los cocodrilos es una poderosa tribu y antigua de hsunchen reptiliana. Tienen el mismo color de piel que los agimori y son de complexión robusta. Viven en cabañas hechas de ramas flexibles y grandes hojas de ensete y otras plantas selváticas agrupadas formando aldeas. Sostienen las casas con pilares que ellos mismos construyen uniendo varias ramas formando un tubo, ya que no utilizan sierras o otras herramientas para cortar la madera. Las cabañas están unidas por pasarelas de mimbre y madera entretejida de aspecto un tanto precario. En las aguas sobre las que se asientan las aldeas siempre hay un grupo de cocodrilos tomando el sol sobre la orilla o nadando lentamente.

Los ngwena son antropófagos, pero no caníbales, es decir, no cazan a miembros de otros clanes ngwena. La carne humana tiene un papel más ritual que alimenticio, ya que consideran que de esta forma ganan ellos y sus cocodrilos el poder de sus enemigos.

Son enemigos ancestrales de los olmakau, el Pueblo de los Hipopótamos, pero hace ya generaciones que exterminaron a los clanes que habitan en las Islas Edrenlinas.

Otra tribu canónica. En realidad no se cita explícitamente que sean antropófagos, pero ahí lo dejo. Por otro lado, no los considero caníbales, ya que se consideran una especie distinta a la humana.

Economía

Viven de la pesca, la caza y la recolección, siendo los ríos su fuente principal de sustento. También cultivan algunos tubérculos en sus márgenes, recolectan frutos, huevos de aves ocultos entre los juncos, batracios y cualquier otra cosa que el río les provea.

Parte de las capturas que hagan se emplean para alimentar a los cocodrilos que habitan junto a ellos. Siempre las entregan a ellos las mejores piezas.

En ocasiones partidas de guerreros de un clan forman parte durante una temporada de las embarcaciones piratas waertagi y regresan al terminar con el botín recolectado. Los clanes ngwena de las Islas Edrenlinas están emparentados con cocodrilos marinos (Crocodylus porosus) y se cuentan entre los más fieros ngwena. No le tienen miedo al mar y son excelentes combatientes navales.

Idioma

Hablan la lengua ngwena, compartida por todos los miembros del Pueblo de los Cocodrilos a lo largo y ancho de toda Pamaltela. Rara vez aprenden otras lenguas, excepto aquellos miembros que han abandonado para siempre su clan natal en general para unirse de forma permanente a una de las tripulaciones pirata waertagi.

Gobierno

Cada aldea está formada por un único clan de entre veinte y cuarenta individuos. Cada aldea forma parte del territorio nupcial de un macho alfa cocodrilo, quien protege su paraje tanto de otros cocodrilos como de potenciales de predadores. Los ngwena también custodian los nidos y evitan que varanos, garzas y nutrias los expolien creando así una relación de ayuda mutua. Mientras que el cocodrilo alfa es el gobernante animal, la aldea está gobernada por un único líder que impone sus decisiones sin margen de discusión al resto del grupo.

Ejército

Los ngwena son feroces guerreros muy territoriales. Combaten usando lanzas. Protegen sus torsos con armaduras de piel de cocodrilo y emplean escudos ovalados fabricados con el mismo material.

Religión

Como el resto de hsunchen rinden culto por encima de todo a Ngwe, el Padre de los Cocodrilos. Además, también rinden tributo a otros espíritus locales relacionados con el medio fluvial en el que habitan.

Mapa en elaboración de la isla de Inkau

Despedida

Hasta aquí el paseo por las diferentes culturas que pueblan las Islas Edrenlinas. Con esto ya tenemos una visión más completa de quienes son sus habitantes. ¿Qué puedo decir? Me encantan los hsunchen, es una de mis culturas gloranthanas favoritas. Me lo he pasado bien describiendo e imaginando varios de sus pueblos. Pamaltela es un lugar perfecto para emplazarlos. Se ve que han hecho un esfuerzo por ir más allá de simples tribus hombres primitivos con animales totémicos y a muchas les han dado rasgos sobrenaturales. Como hemos visto los dirithi son gigantes, los yaquma serpientes mágicas y los pujaleg murciélagos vampíricos.

Es posible que dedique algunos artículos más a describir en detalle cada una de las seis islas, para varias he empezado ya a diseñar sus mapas, aldeas y lugares de interés. También he empezado a diseñar la orografía submarina y las corrientes marinas. Un punto que me falta explorar en más detalle es el clima y su incidencia tanto en las culturas terrestres como en las marinas.